El talante del talento en Camp Barça


Normalmente los jugadores y los entrenadores suelen resaltar las virtudes de sus equipos frente a las carencias de sus rivales cuando ganan con holgura sus partidos, subrayando lo bien que sus equipos interpretaron el juego y redujeron las posibilidades del rival.

Cuantas veces hemos escuchado la frase: ¨No es que ellos hayan estado tan mal, es que nosotros hemos hecho un gran partido y no les hemos dejado hacer su juego¨.

En cambio, cuando es el propio equipo el que no está bien, parece que se vuelca más la responsabilidad del mal juego hacia el saber hacer del contrario más que a tu falta de lucidez en el juego.

Esta semana, Pedro, una de las últimas  ¨creaciones¨de la cantera blaugrana, ha expresado que los rivales cada vez defienden mejor el juego del Barcelona, y, que por eso, en algunos partidos, les está costando más.

En fútbol, entiendo que existen varios elementos que dan forma al potencial de un equipo. Están la táctica, la técnica, el físico, la experiencia y la componente mental, que la forman el estado anímico y la inteligencia emocional y competitiva del equipo.

Pues en el caso del Barcelona, creo que están apareciendo síntomas asociados a la autocomplacencia y al acomodo a nivel mental, es decir, esa intensidad y esa disposición a sufrir, esa humildad a la hora de entregarse de manera continuada, está viéndose frenada por la conciencia de saberse superiores técnicamente al resto de rivales.

Y digo esto porque no me parece del todo normal esa irregularidad que está mostrando el Barcelona, que debe atajarla de manera urgente, puesto que está dando pie a los rivales a crecerse y a creerse capaces de poner en serios apuros al Barcelona.

Y es una cuestión mental, puesto que cuando el Barcelona muestra su mejor versión, es absolutamnte incontestable.

A Guardiola se le ve más altivo esta temporada, con un punto más de soberbia, quizás no le guste perder protagonismo frente a Mourinho, pero debe tener cuidado, es un líder de su vestuario, y si su vestuario también sube un punto su altivez, puede bajar un punto su humildad, y entonces, llegar la irregularidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: